¿COMO LLEGA UN ATLETA A SER CAMPEÓN?

Todos los que enseñamos Taekwondo o distintos deportes a edades pre púberes, sabemos que la formación recibida desde el comienzo es una pata fundamental para lo que se viene en los siguientes escalones del crecimiento biológico de nuestros alumnos. Para realizar una buena tarea de formación está demás decir que la misma pasión por la enseñanza nos va llevando a capacitarnos continuamente y también a cometer un error muy común cada vez que vemos entrar un nuevo alumno a nuestros Doyang (Lugar de práctica), mirarlo como un “futuro campeón”. Porque la visión de un entrenador muchas veces solo se limita a evaluar las condiciones físicas básicas (coordinación, fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad) y por ahí muy rudimentariamente los aspectos psicológicos del atleta, por ejemplo, manejo de la ansiedad, manejo del temor y capacidad de superación ante la derrota.

La masificación del Taekwondo en los últimos años llevó a la disciplina a un ininterrumpido status olímpico, esto también abrió puertas para nuestros alumnos  que en los ’80 o ’90 eran impensadas para los que alguna vez fuimos competidores, como por ejemplo: becas, viajes, apoyo del estado, apoyo de la federación etc. beneficios que pocos llegan a disfrutar o acceder en  la última etapa de resultados, el tan ansiado “alto rendimiento”; para llegar a este camino el atleta tuvo que sortear diversos obstáculos, uno de los primeros son las condiciones físicas estándar para el deporte, pero además hay otros factores que influyen directamente en lograr formar un competidor, un practicante y/o un ex competidor.

¿Pero quién es el más interesado en llegar al alto rendimiento?

Dicha pregunta la podemos desmembrar en 4 patas fundamentales de la mesa del desarrollo del atleta-competidor:

EL ENTRENADOR. Quizás sea una pregunta fácil de contestar para los entrenadores que día a día nos levantamos  y nos dormimos pensando en cómo mejorar el rendimiento de nuestros alumnos, en adquirir conocimientos en las diferentes áreas que conlleva la propia enseñanza, ejemplo: pedagogía, psicología, fisiología del entrenamiento, anatomía, etc. áreas que son muy difícil de aprender y entender con solo la lectura de un par de libros, con esto, entra en juego “el tiempo para adquirir conocimientos”, por lo tanto, para un entrenador es muy importante la relación interdisciplinaria con profesionales interesados en colaborar e investigar las características del deporte que enseñamos, en mi caso el Taekwondo; este factor es fundamental para lograr conjugar los conocimientos de un profesional con los del entrenador. Hace muy poco tiempo le recomendé a un alumno que se asesore con un nutricionista para llegar en tiempo y forma con el peso, sorprendentemente la profesional se puso en contacto con nutricionistas del mundo para averiguar cuáles eran las características físicas de los taekwondistas de la modalidad Kiorugui (Lucha), actualmente sabemos que los ectomorfos (deportistas altos con muy poca liposidad) son los atletas ideales en las categorías olímpicas y mundiales; la nutricionista teniendo estos datos y realizando una comparación con mi alumno le dijo, “los competidores elite en la categoría que pretendes entrar te llevan más de 10cm de altura, por lo cual lo ideal es que no bajes tanto de peso y te mantengas fuerte en una categoría superior, para un mejor rendimiento físico, ya que no hay tanta diferencia en altura entre las dos categorías…”, a mí me pareció un planteo lógico e incuestionable, lo llevó a la realidad y no tuvo que sufrir tanto para descender de peso, llegando a lograr una medalla en el nacional en adultos. Con este ejemplo quiero decir que el entrenador y la relación interdisciplinaria es otra pata fundamental de la mesa para la formación, desarrollo y búsqueda de los primeros resultados de un deportista, pero, no la única.

EL ATLETA. ¿Cómo saber si el atleta quiere realmente ser campeón? Los entrenadores los vemos todos los días entrenar al 100%, muchas veces dejando de lado sus salidas con amigos, dedicándole dos o a veces tres turnos de entrenamiento en el día, sin embargo, solo nos imaginamos que el atleta quiere ser campeón ¿por qué? Con los años dedicados a la enseñanza (22) he visto pasar una cantidad muy diversa de “futuros campeones” pero por más ganas que le pusiera a mi preparación personal, en ponerle pasión a la enseñanza para mantener motivados a los alumnos, dicho esfuerzo no daba los resultados esperados.  Entonces me comencé a preguntar, ¿quiere ser campeón? ¿O simplemente entrena por obligación? Entonces todos los comienzos de años empecé a preguntarles cuales eran realmente sus objetivos. ¡Ho sorpresa! Comencé a escuchar respuestas que me comenzaron a cambiar la perspectiva de mis objetivos, que los tenía muy abstractos; algunas respuestas de alumnos talentosos (para la lucha) y otros no tanto me sorprendían, ya que algunos solo querían viajar, otros solo pelear, otros llegar al seleccionado nacional, otros iban obligados por los padres, otros sentían que tenían que ser campeones para satisfacer a sus familiares, otros por simple orgullo de ganar y ser reconocidos. Entonces con estas respuestas pude reacomodar mis expectativas para cada uno de los alumnos y comenzar a individualizar de apoco a cada uno de los competidores. Esta herramienta es importante para que no generemos falsas expectativas y frustración después de un largo período (años) de entrenamiento. No puedo dejar de dar un ejemplo que seguramente a muchos instructores les pasó en los años de enseñanza; Ej.: nos enterarnos que nuestro alumno “X” solo quería llegar a cinto negro y por eso ya no entrena más. Es ahí donde nos cuestionamos como instructores o maestros, pero es simplemente porque estábamos enfocados en objetivos diferentes al alumno y obviamos hacer una pregunta clave: ¿Cuál es tu objetivo en Taekwondo?

EL SISTEMA. La palabra “sistema” la quiero relacionar directamente con tres componentes: a) la economía, b) el estado, c) la federación

a) Este factor tiene incidencia directamente sobre los resultados del deportista, ya que dependerá mucho en que clase económica se encuentra encuadrado nuestro “futuro campeón”, los fondos para viajes muchas veces las tendrá que solventar sus familiares directos, su indumentaria personal también será adquirido con fondos propios, a esto se suma, inscripciones a torneos, cuota mensual (si correspondiese), certificaciones (Kukkiwon, GAL, CAT, etc.), en los países subdesarrollados como el nuestro, los atletas de deportes amateur que llegan a la elite son provenientes de familias con un buen poder adquisitivo. En los países desarrollados con una política deportiva definida, tiene atletas elite de diferentes condiciones económicas, “en la diversidad está la calidad”.

b) Dependiendo del tipo de política deportiva que tenga el municipio o provincia, algunos de los gastos antedichos podrían ser solventados por el estado, pero en muchos casos, en categorías promocionales el apoyo económico es muy magro de parte de este. A pesar de la crisis económica que vive argentina de hace varios años, Tierra del Fuego fue bendecida por algunos políticos que consideraban que el deporte debía ser una “política de estado”, lo cual derivó en algunas ayudas para viajes, digo “algunas” porque a pesar de las becas y pasajes solo cubrieron un 20% de los gastos anuales, los atletas debían viajar continuamente para competir, participar de campus, etc., teniendo como dificultad las distancias y el gasto que genera el traslado y estadía de un atleta hacia cualquier provincia del país, (de Tierra del Fuego a Buenos Aires los separa 3.000 km de distancia) por lo tanto con esta necesidad entra en juego el tercer factor.

c) Lasentidades que nuclean el deporte federado (organizado) en nuestro país se dividen en asociaciones sin fines de lucro de primer y segundo grado. Asociaciones y federaciones, estas cumplen un rol fundamental en gestionar los fondos que apoyarán a los atletas; en el caso de las asociaciones cuentan con comisiones de padres y practicantes que trabajan arduamente para que sus socios (hijos) puedan viajar y participar de los eventos importantes del calendario, así también apoyando a sus instructores. La federación provincial propondrá a sus afiliadas el calendario anual y la forma de recaudar fondos para solventar algún viaje importante que tenga que asistir la selección provincial, así también se encarga de gestionar ante los organismos públicos el apoyo necesario para cumplir los objetivos deportivos y de capacitación de los instructores afiliados. En el caso de las Federaciones Nacionales, *con mucha suerte, deberán planificar la política deportiva para lograr un desarrollo revolucionario y con esto recaudar fondos para luego ser volcados directamente en los atletas y/o sus asociadas provinciales, crear diferentes niveles de selección nacional para asegurar el continuo recambio de competidores en busca del Talento Deportivo o verdadero Futuro Campeón, con o sin apoyo del estado, ya que su gran estructura le permite contar con la solvencia económica necesaria para cumplir con determinado calendario deportivo internacional. *porque hasta el día de la fecha no se ha logrado explotar al máximo el potencial de nuestro país debido a las desacertadas políticas de captación de futuros talentos, opinión que me explayaré en mi próximo artículo de opinión: “Porque el Taekwondo Argentino solo subsiste gracias a sus talentos”.

 

LA FAMILIA. Como dije antes, la experiencia adquirida dictando clases me ayudó a tener cierto criterio en la captación de futuros talentos. Muchos de mis actuales y ex alumnos están logrando superarse gracias a este cuarto factor fundamental y a otros les provocó el abandono del deporte por la carencia del mismo. Para entenderlo mejor, debemos preguntarnos ¿Con quién pasa más tiempo nuestro atleta?, de esta simple pregunta pueden surgir varias respuestas, pero dos son fundamentales 1) Con amigos de un entorno no asociado al Taekwondo 2) con la familia. La influencia que tiene la familia por sobre nuestros atletas es primordial, sin el apoyo familiar es imposible levantarse por las mañanas para ir a entrenar, sin el apoyo familiar es difícil recibir la contención necesaria cuando los resultados no son los esperados, sin familia que nos guíe es difícil para un adolescente mantenerse en la senda del crecimiento sano en momentos que se recibe continuamente ofertas de drogas, alcohol, fiestas, etc. El equilibrio entre la diversión y el entrenamiento es de gran utilidad para el adolescente que quiere ser “Campeón”; por esta razón, después de estos años de ver pasar tantos supuestos “futuros campeones” que nunca llegaron a serlo porque carecían principalmente del apoyo de “La Familia”; por supuesto que hay excepciones, pero lamentablemente son muy pocas.

En conclusión, una vez que detectemos y comprobemos que nuestro alumno cuenta con estos factores fundamentales y realmente tiene objetivos deportivos, trabajaremos individualmente con él/ella para tratar de cumplirlos. Y como un humilde consejo para analizar, debemos dejar de ver a los alumnos como futuros campeones y comenzar a verlos como “alumnos que quieren aprender Taekwondo y sus facetas” y cumplir un rol que los chicos de la actualidad carecen, la simple “contención” para hacerlos sentir que pertenecen a una escuela del mejor deporte del mundo el “Taekwondo”, creo que con este punto de vista tendremos alumnos Competidores, también practicantes y muy pocos ex competidores.    

Bibliografía consultada:

  • “Introducción a la investigación Bioantropológica en Actividad Física, Deporte y Salud” Compilador: Pedro García Avendaño.

  • “El Deporte Escolar en el Siglo XXI: Análisis y debates desde una perspectiva europea”

                 Coordinador: Antonio Fraile

  • “Taekwondo Teoría y Metodología de la Preparación Competitiva”

                   Autor: MsC. Pedro E. Gómez Castañeda.

  • “Administración, Organización y Gestión Deportiva”

                  Autor: Daniel Souice

Muchas Gracias

KYN (Lic.) Julio Cruz

7mo. Dan Moo Duk Kwan Korea

6to. Dan C.A.T.